Clara Diaz Henche CARTA A LA MENOPAUSIA Querida Menopausia, He decidido llamarte así porque tu nombre me atormenta tanto que solo pronunciarte me genera malestar. Después de un año dudando si eras tú o no, he comprobado que has venido para quedarte. Irrumpiste en mi vida descolocando todo, alterando mi estado de ánimo, mi tranquilidad, mi humor y hasta mis rutinas. Yo que nunca había pensado en ti como una amenaza, sino como algo lejano que no me llegaría. Pero llegaste y debo integrarte en mi vida. Yo que pensé que eras símbolo de deterioro y mi cabeza se niega a conformarse con ello. Tu que me recuerdas a cada momento que estás ahí, con tus molestias, tus sofocos, y todas esas cosas que me hacen desestabilizarme. La Menopausia, que le llega a toda mujer pero que parece que nadie sufre. Esa Menopausia que me avergüenza pronunciar en público porque desencadena la palabra "mofa". Y es que no solo has alterado mi organismo y mis hormonas sino que también has conseguido que me cuestione y ponga en duda mi valía. Que me mire al espejo y sienta extrañeza y no vea nada bonito en lo que se refleja. Tu que has conseguido que mi vida se ralentice como si fuera la hora de bajar el ritmo. A ti Menopausia, he decidido declararte la guerra. Y cuando me des sofocos te abanicaré con ritmo. Cuando aparezcas a modo de pensamiento de la mano de la palabra "envejecimiento", haré algo que me haga sentir justo lo contrario. Cambiaré mi alimentación para desbancar a tu aliada la báscula, me propondré llevar una vida saludable y sobre todo invertiré en sonrisas que me ayuden a inclinar la balanza a lo positivo de una nueva etapa. Pero no creas que me despido de ti Menopausia, te vas a quedar a mi lado pero seré yo quien marque la pauta, quien tome las decisiones. He decidido sentirme libre, contigo, pero libre. ©  Clara Díaz Henche Psicóloga, Especializada en Intervención Gerontológica y Nueuropsicología. AB Minerva Psicólogos
TUS DATOS ESTÁN  SEGUROS CON NOSOTROS. NUNCA SERÁN CEDIDOS A TERCEROS. info@minervapsicologos.com		     918 266 230						 669 746 930
Clara Diaz Henche Querida Menopausia, He decidido llamarte así porque tu nombre me atormenta tanto que solo pronunciarte me genera malestar. Después de un año dudando si eras tú o no, he comprobado que has venido para quedarte. Irrumpiste en mi vida descolocando todo, alterando mi estado de ánimo, mi tranquilidad, mi humor y hasta mis rutinas. Yo que nunca había pensado en ti como una amenaza, sino como algo lejano que no me llegaría. Pero llegaste y debo integrarte en mi vida. Yo que pensé que eras símbolo de deterioro y mi cabeza se niega a conformarse con ello. Tu que me recuerdas a cada momento que estás ahí, con tus molestias, tus sofocos, y todas esas cosas que me hacen desestabilizarme. La Menopausia, que le llega a toda mujer pero que parece que nadie sufre. Esa Menopausia que me avergüenza pronunciar en público porque desencadena la palabra "mofa". Y es que no solo has alterado mi organismo y mis hormonas sino que también has conseguido que me cuestione y ponga en duda mi valía. Que me mire al espejo y sienta extrañeza y no vea nada bonito en lo que se refleja. Tu que has conseguido que mi vida se ralentice como si fuera la hora de bajar el ritmo. A ti Menopausia, he decidido declararte la guerra. Y cuando me des sofocos te abanicaré con ritmo. Cuando aparezcas a modo de pensamiento de la mano de la palabra "envejecimiento", haré algo que me haga sentir justo lo contrario. Cambiaré mi alimentación para desbancar a tu aliada la báscula, me propondré llevar una vida saludable y sobre todo invertiré en sonrisas que me ayuden a inclinar la balanza a lo positivo de una nueva etapa. Pero no creas que me despido de ti Menopausia, te vas a quedar a mi lado pero seré yo quien marque la pauta, quien tome las decisiones. He decidido sentirme libre, contigo, pero libre. ©  Clara Díaz Henche Psicóloga, Especializada en Intervención Gerontológica y Nueuropsicología. AB Minerva Psicólogos
TUS DATOS ESTÁN  SEGUROS CON NOSOTROS. NUNCA SERÁN CEDIDOS A TERCEROS.