La Vulnerabilidad nos hace auténticos

Rita Patricia Otero

La vulnerabilidad es la idea o creencia a considerar que no somos suficientemente buenos, hermosos, inteligentes, delgados, ricos …y, si la otra persona lo sabe o lo ve, esto no me va a dejar conectar con ella. Muchas veces nos invade esta creencia o, aunque pensamos que no nos invade, lo hace de forma inconsciente. El núcleo de toda vulnerabilidad es la vergüenza de mostrar lo que realmente soy, el miedo a que “la verdad”sea descubierta. El problema que provoca la vulnerabilidad es llegar a sentirla como algo insoportable, es por eso que la adormecemos, para no sentirla, cuando esperamos una llamada importante para nosotros, cuando pedimos ayuda por estar enfermos, cuando comienzamos una relación, cuando nossentimos rechazados, cuando tenemos que preguntar algo que no sabemos, al esperar un diagnóstico del doctor, al ser despedidos de un trabajo o al tener que despedir a alguien... Adormecemos nuestra vulnerabilidad porque no soportamos lo incierto de una llamada, ni de si seremos capaces de hacer algo sin ayuda, ni si funcionará una relación, ni si seremos aceptados, ni si sabremos lo que necesitamos, ni si caeremos enfermos... Hoy en día sólo queremos certezas porque buscamos la perfección en lugar depromulgar la imperfección como posibilidad de lucha,sin damos cuenta que no podemos adormecer selectivamente emociones como la vulnerabilidad o la dicha, la vergüenza o el afecto, el temor o el sentirte creativo, la decepción o el amor. Lo que hacemos con unas puede repercutir en las otras. La vulnerabilidad es algo tan universal que favorece la empatía y la conexión humana pero, sin embargo, no hablamos de ello, y lo que no se manifiesta se padece.No nos damos cuenta de que la vulnerabilidad de la que no hablamos nos hace amar sin garantías, con nuestras imperfecciones, nos hace estar vivos, ser más amables con nosotros y con los demás. Entonces… ¿qué hacer? Proponemos cinco puntos importantes para tener la vulnerabilidad presente, no adormecida: 1) Aceptar que nuestra vulnerabilidad nos hace hermosos y nos dispone a hacer cosas sin garantías apostando por una relación que puede o no funcionar, no dispone a esperar con incertidumbre un diagnóstico de una posible enfermedad... 2) Fomentar el coraje de vernos de verdad para dejarnos ver por los demás con nuestras imperfecciones. 3) Dedicarnos a ser lo que realmente somos. 4) Dar importancia a rendirse a la ternura y a la vulnerabilidad en búsqueda de la autenticidad. 5) Y, sobre todo, acostumbrarnos a escribir, a dejar que nuestras emociones fluyan libremente sobre el papel. ©  Rita Patricia Otero Psicóloga Educativa Especialista en Terapias Narrativas Escritas Psicoescritura AB Minerva Psicólogos
TUS DATOS ESTÁN  SEGUROS CON NOSOTROS. NUNCA SERÁN CEDIDOS A TERCEROS. info@minervapsicologos.com		     918 266 230						 669 746 930

La Vulnerabilidad nos hace

auténticos

Rita Patricia Otero

La vulnerabilidad es la idea o creencia a considerar que no somos suficientemente buenos, hermosos, inteligentes, delgados, ricos …y, si la otra persona lo sabe o lo ve, esto no me va a dejar conectar con ella. Muchas veces nos invade esta creencia o, aunque pensamos que no nos invade, lo hace de forma inconsciente. El núcleo de toda vulnerabilidad es la vergüenza de mostrar lo que realmente soy, el miedo a que “la verdad”sea descubierta. El problema que provoca la vulnerabilidad es llegar a sentirla como algo insoportable, es por eso que la adormecemos, para no sentirla, cuando esperamos una llamada importante para nosotros, cuando pedimos ayuda por estar enfermos, cuando comienzamos una relación, cuando nossentimos rechazados, cuando tenemos que preguntar algo que no sabemos, al esperar un diagnóstico del doctor, al ser despedidos de un trabajo o al tener que despedir a alguien... Adormecemos nuestra vulnerabilidad porque no soportamos lo incierto de una llamada, ni de si seremos capaces de hacer algo sin ayuda, ni si funcionará una relación, ni si seremos aceptados, ni si sabremos lo que necesitamos, ni si caeremos enfermos... Hoy en día sólo queremos certezas porque buscamos la perfección en lugar depromulgar la imperfección como posibilidad de lucha,sin damos cuenta que no podemos adormecer selectivamente emociones como la vulnerabilidad o la dicha, la vergüenza o el afecto, el temor o el sentirte creativo, la decepción o el amor. Lo que hacemos con unas puede repercutir en las otras. La vulnerabilidad es algo tan universal que favorece la empatía y la conexión humana pero, sin embargo, no hablamos de ello, y lo que no se manifiesta se padece.No nos damos cuenta de que la vulnerabilidad de la que no hablamos nos hace amar sin garantías, con nuestras imperfecciones, nos hace estar vivos, ser más amables con nosotros y con los demás. Entonces… ¿qué hacer? Proponemos cinco puntos importantes para tener la vulnerabilidad presente, no adormecida: 1) Aceptar que nuestra vulnerabilidad nos hace hermosos y nos dispone a hacer cosas sin garantías apostando por una relación que puede o no funcionar, no dispone a esperar con incertidumbre un diagnóstico de una posible enfermedad... 2) Fomentar el coraje de vernos de verdad para dejarnos ver por los demás con nuestras imperfecciones. 3) Dedicarnos a ser lo que realmente somos. 4) Dar importancia a rendirse a la ternura y a la vulnerabilidad en búsqueda de la autenticidad. 5) Y, sobre todo, acostumbrarnos a escribir, a dejar que nuestras emociones fluyan libremente sobre el papel. ©  Rita Patricia Otero Psicóloga Educativa Especialista en Terapias Narrativas Escritas Psicoescritura AB Minerva Psicólogos
TUS DATOS ESTÁN  SEGUROS CON NOSOTROS. NUNCA SERÁN CEDIDOS A TERCEROS.